COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

lunes, 29 de junio de 2009

QUIERO PARIR UN VERSO

Gioconda Belli, "quiere escribir un niño"  ... Los poetas siempre persiguiendo el milagro de lo imposible por la senda de lo inefable. Mi querida Gio, yo también me he sentido preñado por la belleza, y soñado parir un verso, pero solo ha sido un antojo que ha salido huyendo en cuanto la vida me ha hecho abrir los ojos.






Quiero parir un verso
y las palabras se me caen de las manos.
Las encajo a la fuerza,
a la fuerza las ato
pero saltan al viento
como chispas esquivas.


Quiero parir un verso
pero no soy fecundo,
en mi útero seco
solo flotan fantasmas
que se ahorcan en su propio cordón
y abortan en mi pluma
con su negra sonrisa.


Quiero parir un verso
Pero solo escucho
las sarcásticas risas de las musas
que esquivan fecundarme
mientras el óvulo estéril de mi poema
se desliza sangrante hacia el vacio.


Quiero parir un verso
pero solo soy un poeta enamorado
que sueña con engendrar un soplo de belleza
cuando apenas puedo esculpir
en el mármol espectral de la palabra
un poema enquistado.
condenado a morir en el
ara sagrada de tus labios.









martes, 23 de junio de 2009

SINGLADURA

Sigo perdido, al pairo de los vientos
navegando sin brújula ni norte
con el casco escorado, el ancla rota
y el timón enredado en los sargazos.


El paño ondea al viento hecho girones,
el mástil cruje, gimen las cuadernas
achico aguas con el pozal del miedo
mientras las olas muerden mi costado

Un cielo negro y huérfano de estrellas
es el tapiz donde pinto mis sueños
Es la bitácora del viaje hacia la nada
El horizonte que intuyo a barlovento

Pero el futuro me espera y se impacienta
más allá de la niebla y la tormenta
remaré con las manos ateridas
Y saldré de la noche y las tinieblas.

a buscar otros mares y otros mundos

más allá de la rosa de los vientos.

Juanmaromo

martes, 16 de junio de 2009

NOCHE SIN LUNA

Esta noche negra

he probado el miedo

al sentir tu muslos

asfixiar mi pecho

al sentir tu sexo

enroscarse al mio

y extraerme el alma

como en un suspiro.

Esta noche ardiente

He sentido el magma

De tu flor de fuego

Abrasar mi lengua

Y tu boca bruja

Rebrotar mi geiser

Hasta vaciarme

El cuerpo y la mente.

Esta noche impura

me embriague en tus pechos

bebiendo tu leche

de tibio veneno.

Esta noche eterna

me arrojé al infierno

y en mortal orgasmo

me lancé sin freno

al vacio fatuo

de tu cruel deseo.


martes, 9 de junio de 2009

LUNA DE FUEGO

Cuatro presagios tañían
por los caminos en celo,
ecos de estrellas bordados
sobre los cielos inciertos.
Sordas gemían las piedras
bajos sus pasos de hierro
que desgarraban la noche
y enrojecían el cielo

Cuatro promesas se arrastran
por los caminos de mayo
todo un alud de silencios
baja con ellas aullando.
Nubes de espumas empañan
los horizontes soñados,
entre almohadones de plata
yace la luna llorando.

Y tu te quedas preñada
de cuatro ardientes cuchillos
que desgarraron tu vientre
en una noche de vino,
en una noche de fuego
en que tu cuerpo y el mio,
desnudos entre los juncos
hicieron hervir el rio.


jueves, 4 de junio de 2009

ÍCARO

Hace días que planeo

dejándome arrastrar por las corrientes

vagando entre los riscos y los bosques

rozando los peñascos con el vientre.

Hace días que no me quedan fuerzas

Para alzar la cabeza y ver el cielo,

Y mis alas desnudas y emplomadas

Ya no pueden batir y alzar el vuelo.

Hace siglos que no encuentro en tu nido

el plumón que me abriga y me protege,

que tu flor se marchita entre mis labios

que tus aguas no brotan a mis besos,

que no encuentro morada entre tus muslos

que no alcanzo el cobijo de tus senos.

Pero hoy me alzaré hacia el firmamento

volaré a lo más alto del infierno,

con las plumas ardiendo de deseo

moriré en un picado hacia tu sexo.

Juanmaromo


martes, 2 de junio de 2009

DESNUDA ENTRE LAS AGUAS


 Cuando esperaba a penas un dorado retiro
un abrigado puerto, una plácida siesta
la vida me sacude soplando mi velamen
con un mistral furioso que arrebata mi mástil.

Cuando la tibia tarde presagiaba el ocaso
y el sol hería el cielo con su espada de fuego,
resurges como Venus desnuda entre las aguas
y alumbras mi océano con tus ojos de estrellas.

La vida nos regala una antorcha encendida
para abrirnos camino, para espantar las fieras
para borrar la brumas, para azuzar los miedos
para encender tu rostro y caldear mi cuerpo.

¿Cómo soñar que un día pudiera cobijarte
prendida de mi pecho, bebiendo de mis labios,
aquella noche fría en que zarpo tu barco
y yo me quedé solo bebiendo mi fracaso.?

¡Cómo soñar que un día el mar me devolviera
a esa mujer divina que fue mi vida entera
a esa mujer que un día me alimentó de besos
y me mostró  la vida manando de sus senos !

Cuando apuro tu cáliz de oscuras malvasías
y siento como el magma te hierve en las entrañas
bendigo aquel momento que nos cruzó el destino
después de media vida llenando tu vacío.