COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

domingo, 31 de enero de 2010

¿QUE SERÁ DE NOSOTROS?




¿Qué será de nosotros si nos desahucia el aire,
si nos deja huérfanos de amor la vida
si nos abandona la paz en la cuneta
si nos aborta el mar ciego de ira?

¿Qué será de nosotros si el sentimiento escapa
y nos deja desnudos en la calle
vacíos de futuro y sin mañana
con el alma prendida entre las zarzas?

¿Qué será de nosotros cuando el postrero verso
haya muerto de hastió en las tinieblas
cuando la poesía se suicide en prosa
cuando se llore solo por envidia?

cuando calle el cantor y muera el niño
que sobrevive en la mazmorra fría
de nuestro corazón desvencijado
y se pudran de olvido las caricias.

cuando  muera de vieja la inocencia
y la música llore en el silencio
y se corte la venas la justicia
y la tierra vomite nuestros muertos.


Juanmaromo

sábado, 30 de enero de 2010

DIANA VOLADORA



Llegaste a mis manos como un copo de nieve
menuda, frágil , volátil , asustada,
fruto de un amor inmenso como el tiempo
hija de un abrazo profundo
de un deseo ancestral  hirviendo en nuestra sangre.

Niña frutal, amapola en la mies de nuestra vida
de belleza exquisita y frágil cual ala de mariposa
arraigaste en nuestros pechos con raíces de estrellas
y esparciste tu aroma en nuestra casa
llenándola de soles y cometas,
floreciendo al calor de nuestro hogar sin techos.

Y te hiciste mujer en un suspiro
mujer de acero, espíritu de fuego
y tus raíces rompieron nuestra tierra
y tus ramas se alzaron arañando el cielo
derribando los muros que te protegían
buscando sendas ignotas entre las nubes negras
provocando tormentas, desafiando al rayo
haciendo ecos al trueno y la galerna.

Aun tu veleta gira, cruje y duda
presa del viento helado de la vida
pero sigues creciendo y madurando
sin miedo, sin dueño y sin jardín
silvestre y libre como el primer día.

Niña del alma, esqueje de mi vida
mujer indómita que no admites espuelas
puedes volar más allá de las estrellas
pero en mi corazón siempre estarán tus huellas
y tus raíces continúan vivas
dando vida a mi vida
con tu savia nueva.

jueves, 28 de enero de 2010

JUGUETE DE LAS OLAS




Siento mi alma batida por las olas
entregada al furor de las mareas
que me arrastran, me empujan me arrebatan
y me dejan rendido entre las piedras.

A veces sopla la brisa y me acaricia
y la espuma me besa entre la arena
y me dejo mecer entre las algas
como un niño desnudo de cadenas.

Otras veces naufrago entre las rocas
que desgarran mis carnes laceradas
que me arrancan de cuajo la esperanza
que me niegan refugio entre sus calas.

Y mi barco se encalla en las tinieblas
y zozobra en un mar de soledades
mientras aúlla en mi mente la galerna
y me clava en el pecho sus puñales.

viernes, 22 de enero de 2010

¡ABRE TU CUERPO!




Abre tu cuerpo a mi cuerpo enamorado
como una flor en plena primavera,
yo libaré tu néctar con mi lengua
maduraré con mis besos tus racímos,
y regaré tu huerto florecido
con mis labios cuajados de rocio.


Dame cobijo entre tus muslos blancos
y rendiré ante tu altar mi sacrificio
en tu bahía quemaré mis naves
y encallaré mi chalupa entre tus dunas
entregando mi cuerpo a tus embates
como un naufrago desnudo y desvalido.


Abre tus simas y me hundiré en tus aguas
como en un mar espeso y primigenio
bucearé en tu seno palpitante
y perderé la vida y el sentido
mientras me fundo en un éxtasis glorioso
absorbido en tu fiero torbellino.

  JUANMAROMO

jueves, 21 de enero de 2010

PERDIDO EN TUS PRADERAS


Hoy me siento tan cerca a pesar de la distancia
a pesar del vacío, a pesar del sufrimiento
hoy te siento palpitar dentro del pecho
latir en mi vientre gemir en mi alcoba.

Hoy me siento una lágrima en tu rostro
y me deslizo para besar tus labios
para ser engullido por tu boca
para engarzarme en tu pecho tembloroso

Hoy me siento perdido en tus praderas
y venteo tu aroma como lobo en celo
y persigo tus huellas en la noche
maldiciendo a la luna que te vela

y me arranco a girones tu recuerdo
pero surge mil veces de la herida
y reniego de mi y me golpeo
contra el muro de la lamentaciones

pero a ti te bendigo y te idolatro
porque tu  eres mi diosa, mi destino
mi razón de vivir, mi hurí mi estrella
el maná en el desierto de la vida.

Juanmaromo

PLEGARIA EN REBELDIA





No te pido un camino de rosas, tan solo que sea largo.
Fuerza para andarlo con dignidad, sin arrastrarme
y buena compañía para los días de rosas
y para los días de espinas.

No te pido riqueza, tan solo sabiduría para no desearla,
compasión para el compañero caído,
ternura para las penas del alma,
cariño para iluminar el cielo.

No apartes de mí ese cáliz si he de beberlo
pero no dejes que derrame su amargura

en quien me acompaña.

No te pido luna llena en mis noches oscuras
tan solo una estrella

que me recuerde que aún estás vivo
o que aún estoy vivo para ti.

Y por último, aparta de mí los miedos, los rencores
dame el valor para dudar de ti,
para no resignarme a la dictadura de tu omnipotencia
y para no maldecirte cada vez que un niño muere,
cada que un pueblo es masacrado por los dioses
o por los hombres que se creen dioses.

Hágase tu voluntad, porque no puedo oponerme
pero no me pidas que la acate sin pedirte cuentas,
sin juzgarte y sin condenarte, y sobre todo
dame la capacidad de perdón, para poder perdonar
a mis enemigos y a mis carceleros,
para poder perdonarte incluso a ti

para intentar perdonarme a mí mismo.







miércoles, 20 de enero de 2010

EL LECHO DE TUS BRAZOS

El amor se filtra entre mis grietas
echa raíces, y brota y se despliega
se extiende por mi cuerpo y por mi alma
como la aurora rasgando las tinieblas.

Cuando ya se han apagado las estrellas
y el firmamento es un desierto helado
busco la luz de tus ojos en la noche
y me refugio en el lecho de tus brazos.


Toda una vida soñando tu recuerdo
toda una era bebiendo de tu esponja
para acabar rendido y entregado
al embrujo lunar de tu regazo
al carnal sortilegio de tus pechos
a la fruta madura de tus labios.


JUANMAROMO

martes, 19 de enero de 2010

A PILI, UNA CHICA DE BAR




Yo sé bien que detrás de tus ojos,
de esos ojos que ríen sin fe
una inmensa tristeza se esconde,
una pena que no quieres ver

Yo he mirado esos ojos perdidos
y esos ojos me han hecho llorar
he llorado de rabia y tristeza
porque sé que olvidaron amar.

Sin embargo, has tomado mis manos
y tus manos me han dado calor
y ese beso que diste en mi frente
me lo diste con el corazón

Yo no sé qué motivo has tenido
yo no sé si aprendiste a amar
pero sé que aún hay luz en tu alma
aunque a veces no pueda brillar.

Si en tu ser queda un poco de vida
si tus ojos aun pueden mirar
llora un poco, que yo soy un hombre
y por ti, volvería a llorar.
Jose Luis 11-10-69

lunes, 18 de enero de 2010

EL ARBOL DE LA VIDA


 Intenté arrancarte de mi vida
cuando tú me arrancaste de la tuya
 más tus raíces quedaron en mi tierra
en un sueño de amor adormecidas.

pasaron siglos, eras, glaciaciones
y de mi copa nacieron nuevas ramas
y esas ramas me dieron nuevos frutos
y en mi ramaje el amor trenzó su nido

Pero Afrodita se cobijó en mi sombra
y a su calor resucito tu hiedra
y creció y me envolvió con su frescura
abrazando mi tronco y mi ramaje

Hoy tu y yo somos ya una sola vida
sin que nada consiga separarnos
si me arrancan de ti, contigo muero
si me queman, conmigo también ardes

solo pido los besos de la lluvia
la caricia del sol de media tarde
y que el rayo no siegue nuestras vidas
ni la sierra desgarre nuestras carnes,

NO TE HUNDAS, MUJER





No te hundas, mujer, que no estás sola
que seré yo tus brazos y tus piernas
que seré el resplandor de tu mirada
el calor que la vida te devuelva.


Planta cara al dolor, que estoy contigo
apretando tu mano entre las mías
absorbiendo en mis besos tu veneno
infundiendo mi luz y mi energía.


Ilumina ese rostro con tu risa
que te voy a contar chistes y bromas
que te voy a envolver con las cosquillas
de mi lengua traviesa y mentirosa.
Que te voy a tejer una mochila
trenzadita de besos y caricias
pa llevarte conmigo a todas partes
engarzada en mi pecho que suspira
por beber de tu aliento perfumado
y gozar del sabor de tus mejillas.

martes, 12 de enero de 2010

TEMBLOROSA GACELA





Anoche huías de mi cuerpo en celo
cual gacela menuda y asombrada
Y buscabas cobijo entre mis brazos
Como niña mimosa y asustada.


Tus senos florecian en mis manos,
tus labios, frutas rojas, me embriagaban,
el olor de tu cuerpo me encendía
Y tu aliento de fuego me inflamaba


Tu vientre se encogía temeroso
y tu concha de nácar palpitaba
rezumando perfumes amorosos
que fundían la funda de mi espada.


Recorrí tus rincones más oscuros
Con la antorcha encendida de mi lengua
Pero todo fue en vano y te dormiste
Enredada en mi pecho y en mis piernas.