COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

jueves, 30 de septiembre de 2010

QUIMERA


Mi corazón palpita claroscuros,
tan pronto se acelera o se detiene,
se eleva hasta los vértices del tiempo
o pica hacia los fondos abisales.

Mis ojos se iluminan o se encrespan
en tormentas de lágrimas vacías
se cierran a la luz de la mañana
y se  abren en la noche negra y fría

y me muerdo los labios temblorosos
y persigo quimeras ancestrales
entre el miedo, la euforia y la locura
sin poderte olvidar ni un solo instante.

He mojado mis sábanas de luna
con la escarcha glacial de tus desplantes
te he esperado mil vidas y mil muertes
con las manos clavadas y sangrantes
 anhelando un abrazo de tu sombra,
suplicando la luz de tus puñales
encenderse en mi vientre enarbolado
por la sabia candente  de tu sangre

 Te presiento, te temo y te deseo
y me muero por tí sin conocerte
acaricio tu piel  entre las brumas
del presagio de un tórrido aquelarre,
mientras juego a borrarte de mi vida
cuando aun no he sabido dibujarte.

JUANMAROMO

martes, 28 de septiembre de 2010

CORDÓN UMBILICAL

¡Ha llovido tanta nada!,
 tormentas de silencios
rayos de luz negra,
 nubarrones de fuego.

¡cuántas noches en blanco
cuantos días negros como el olvido!
pero yo no olvidaba,
el gusano de tu égida
horadaba mi corazón de manzana
se asomaba por mis ojos en llamas,
carcomia mi cerebro umbrío.

Pero nada es eterno
ni siquiera la pena,
cuando apenas quedaba
 un pellejo arrugado,
unos ojos perdidos en tus profundidades
se hizo la luz y renació la vida
y una mirada purificó mi alma,
 mamé la vida de unos pechos blancos
puros como el amor recién nacido
y me hice un niño de nuevo en su cintura.

Han pasado mil años pero aun conservo
el cordón umbilical  que a ella me ata.

JUANMAROMO

martes, 21 de septiembre de 2010

LA SOMBRA DE LA DUDA


La sombra de la duda  oscurece tus ojos
como nubarrones  de fuego cargados de pedrisco.
Tu voz se tiñe de tinieblas
y se quiebra por los rincones del recuerdo.
Cada eco de mis pasos te recuerda el infierno
y mi pluma te desgarra el alma como daga entre líneas.
El pasado está vivo pero sigue sangrando
y  la herida palpita temblorosa ante cada amenaza.

Rompí la copa de bohemia
y ahora bebemos en  un cáliz amargo.
Me duele tanto  tu dolor
 que  me arrancaría los ojos  por no ver  tu ausencia,
por  no ver  el rayo que te taladra el alma.
Pero no tengas miedo, mis alas de Ícaro las fundió la pena
creí alcanzar el sol  y me estalló en la cara.

Ya jamás volaré lejos de ti, y tu mano
será el lazarillo que guiará mi vida.
Mi  loco vuelo terminó en picado
pero mi amor viajará más allá de las estrellas
para  grabar nuestros nombres enlazados
En  el árbol matriz del firmamento.

lunes, 20 de septiembre de 2010

EL DESEO


A veces el deseo estalla como erupción desenfrenada
y te arranca la ropa y te desnuda
y te besa y te muerde y te olfatea
como un macho fogoso y encelado.
Mis besos rompen como olas
contra los arrecifes de tus pechos
y salpican espumas encendidas
que bautizan tu vientre y tus axilas.

A veces el deseo se revela
y se suelta las riendas y cabalga
al galope tendido entre tus nalgas
con las crines de fuego enarboladas,
y mi lengua dibuja en el lienzo de tu piel
universos oscuros, galaxias espirales
agujeros negros de los que nada escapa.

Y el olor de tu cuerpo iluminado
por la luz de mis labios encendidos
me arrebata la vista de este mundo
y solo veo tus ígneas colinas
palpitar a la espera de mis dientes,
solo veo la fruta de tu vientre
entreabrirse madura ante mis besos
mientras bebo el veneno de tu aliento
y mi lava penetra incandescente
en la cueva abisal que entre tus muslos
es mi cuna, mi lecho y mi sepulcro.

JUANMAROMO

viernes, 17 de septiembre de 2010

HA LLEGADO EL OTOÑO

Ha llegado el otoño
Las sienes plateadas, me recuerdan las hojas  moribundas.
El cielo entelado
Se refleja en el gris de mis ojos turbios
mientras el viento resuena en mis oídos
con si lúgubre llanto.

Ha llegado el otoño
y las playas de mi vida se han  quedado vacías,
las olas arrebatan la arena
dejando el pedregal al descubierto.
Bandada de gansos atraviesan el cielo
en busca de  la tierra prometida
Pero yo me acurruco ante un hogar baldío.

Ya no tengo alas, ni fuerzas, ni destino
y bebo las gotas de lluvia en los cristales
mientras el cielo amenaza presagios negros
tormentas de granizo
pedregadas de fuego

Quisiera ser un oso
tapiar mi madriguera ,
dormir contigo el sueño del invierno
y despertar de nuevo en primavera
pero apenas soy un hombre
un granito de arena vagando entre las dunas transhumantes
esperando el siroco  justiciero
que me eleve en un soplo más allá de las nubes
más allá del invierno
más allá de la vida.

JUANMAROMO

martes, 14 de septiembre de 2010

A LOS SICARIOS DE LAS BLANCAS BATAS

No quiero que la rabia me envenene
no quiero que su pócima me corroa el alma
me emponzoñe el cuerpo
me amargue la vida
no quiero que su vómito infecto
me impida degustar tu vino
paladear tus mieles
saborear tu cuerpo.

No quiero que el odio me contagie
que me infecte la sangre
con su podredumbre,
que me robe la luz de los ojos
la paz de mi tiempo
la inocencia que aun conservo.

Por eso paso de largo por sus cubiles
y contengo el aliento,
para no respirar sus fétidos efluvios
para no soportar sus discursos rancios
sus palabras huecas
sus sentencias fieras.

Podran juzgarme, condenarme y despreciarme
podran arrojarme a patadas del banquete
pero no conseguiran que les odie ni me amargue
soy mejor que todos ellos, soy humano.
JUANMAROMO  

viernes, 10 de septiembre de 2010

SE HA CERRADO TU PUERTA


Se ha cerrado tu puerta
y el aullido de las bisagras  me ha encogido el alma
no ha habido  portazos, ni reproches
pero el silencio me aturde los oídos
y humedece mis ojos con su escarcha.
¿donde iré cada noche a dejar mi botella
preñada de música?
¿quién iluminara mis fríos despertares
con sus mágicos cantos.

Se ha cerrado tu puerta
y una página se ha arrancado en mi libro
la guardaré con mimo entre mis cosas
entre los tesoros que marcaron mi vida.
 Cuando la soledad me envuelva
y el vacio me aflija
me acercaré tu página al oído
y escuchare esos cantos celestiales
que un día me  llenaron de vida.

Que Poseidón te guarde y te acompañe
en tu singladura de espumas y de brea
mi pequeña sirena, amiga, hermana,
siempre estarás en mí
siempre me guiaran tus ojos esmeralda
entre las aguas que mueren en tu playa.

Juanmaromo

martes, 7 de septiembre de 2010

COMO FRUTA PODRIDA


 
Te arranqué de mí alma con mis manos crispadas
de un tirón suicida y asesino,
me desangré en lágrimas de fuego
y agonicé en la tiniebla de los siglos.
Te arranque de mi pecho destrozado
y mi corazón se fundió de tanta pena
el dolor me quemaba la entrañas
y las espumas hervían por mis venas.
Han pasada mil vidas, se han secado los mares
que llené con mi llanto,
y ha quedado un desierto de sal en mis ojos
y un puñado de nadas vacías.
¿Dónde estarás ahora?
¿En qué océanos zozobrará tu vida?
A veces te sueño despierto
y me herida se abre como fruta podrida,
otras veces te vivo dormido
y todo yo me enciendo y me consumo
en el fuego de tu deseo aciago.
He muerto mil veces desde aquella noche
y me he negado mil más por no seguir tus huellas
por no arrastrarme detrás de tus oasis ardientes
pero a veces aun te añoro, niña
y una lágrima dulce purifica mi alama.


Juanmaromo

sábado, 4 de septiembre de 2010

CUAL PENÉLOPE ALTIVA

Mientras dormías, he levado el ancla.
He soltado amarras y he dejado al pairo tu velero.
Cuando despiertes el viento de la vida
te habrá llevado rumbo a tu destino.


Yo te amo, pero te amo libre
quiero ser tu nido, no tu cárcel,
por eso he soplado tu plumaje,
para que alces el vuelo hacia tus sueños.


No mires hacia atrás, que yo te espero
cual Penélope altiva y orgullosa
no hay distancia que pueda separarnos
ni recuerdo que en mi forje cadenas.


Te esperaré tejiendo mí túnica perpetua
con el arco acechando entre mi pecho
esperando que vuelvas a tensarlo
y a clavar con tus flechas amorosas
mi vientre que palpita enamorado.


Cuando vuelvas de Troya hasta mi lecho
me hallarás encendida y al acecho.


Juanmaromo

jueves, 2 de septiembre de 2010

MUJER



Mujer,
soplo de luz, lluvia de vida
mujer,
beso que alivia mis heridas
mujer,
principio y fin del universo
mujer,
rumor que acuna mis silencios
mujer,
placer, amor y alumbramiento
mujer,
muerte dolor y sufrimiento
Fuera de ti no hay nada más que la distancia
la soledad, la negritud y la nostalgia
solo en tu vientre despierta la mañana
solo en tus pechos se acuna la esperanza
Mujer,
sábana santa de mi cuerpo
morir en ti,  beber de un sorbo el firmamento.




Juanmaromo