COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

domingo, 25 de diciembre de 2011

MÁS ALLÁ DE LA VIDA




Tu desnudez es la llama que ilumina mi alcoba,
tu cuerpo se cimbrea al soplo de mi aliento
y tus ojos como brasas hipnotizan las sombras.

Me acerco sigiloso y acaricio tu espalda
mientras mis manos amasan la brevas de tus senos.
Tu piel emana su perfume impío
que me impregna, me arroba, me emborracha,
mientras tu grupa se recrea azuzando mi estribo.

El péndulo se atora entre tus muslos
y el sol detiene su carrera
eclipsado por tus lunas de plata
mientras el magma bulle entre tus simas
y su lava desborda arrasando la selva.

Ciego a todo lo que no seas tú
me derramo en tu delta
uncido al yugo de tus labios,
al potro de tu vientre
al filo de tus pechos,
y nuestras sangres se mezclan
en la umbría caldera de tu entraña
como un místico efluvio
que gotea en mi boca su maná de vida.

Nuestra piel transparente nos hermana,
ya no somos tu y yo, somos nosotros
abrazados en un lecho de espumas
compartiendo el aliento y la palabra
fundiendo nuestras almas en un soplo
más allá de la vida.
JUANMAROMO

jueves, 22 de diciembre de 2011

DE UN TIEMPO A ESTA PARTE

De un tiempo a esta parte
soy un vertedero,
pozos abisales,
negros sumideros
se abren en mi cauce,
surgen en mis sueños
y las malas hiervas
pueblan mis orillas
de espinos y zarzas
de hiedras y ortigas.

De un tiempo a esta parte
baja el agua turbia
y los alevines
flotan panza arriba
boqueando en vano
tétricas sonrisas,
medran las serpientes
zumban las avispas
y las algas tiñen
de marrón mi vida          .

De un tiempo a esta parte
reina la sequia,
las aguas se estancan
las espumas brillan,
la menta se agosta,
las ranas emigran.
Solo quedan sapos
croando su pena
en las negras noches
de tu indiferencia.

JUANMAROMO

viernes, 2 de diciembre de 2011

FRUTAL E INCANDESCENTE



Una y mil veces me encallo en tus arenas
en tus playas de tórridas resacas
y me entrego al furor de tus espumas
desarmado y desnudo entre tus aguas.

Una y mil veces afronto tus mareas
que me envuelven, me arrastran y me muerden
con sus dientes de blancas caracolas
con su boca sedienta de mi sangre

Esa sangre que vierto generoso
en tu boca, en tus pechos, en tu vientre
esa sangre que hierve entre tus labios
como leche frutal e incandescente.

Cuando rompen tus olas en mi boca
y tu esponja rezuma entre mis dientes
yo me enredo en las algas de tu delta
y  desguazo mi casco en tus corrientes.

Juanmaromo