COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

viernes, 29 de junio de 2012

HÚMEDAS MORTAJAS


Hay un goteo que te exprime el alma,
que te extrae la última gota de esperanza,
es un goteo mudo e impasible
que te horada los huesos,
que  pudre las  raíces, 
que te deja vacía la mirada.

Cuando las lágrimas se agotan
y la plegaria muere en los resecos labios,
cuando el perdón se pierde en la tiniebla
y la luz no ilumina pero ciega,
 cuando el amor se oxida entre tus brazos
y los besos son húmedas mortajas,
cuando los ojos son lóbregos reproches
y la mirada la garra de una fiera.

Cuando solo hay desierto en tu horizonte
y tus pisadas se pierden en la arena,
levanta el vuelo, y busca un rumbo nuevo
no te dejes los huesos en las dunas
 arranca de tus alas viejas plumas,
deja que broten las remeras nuevas
elévate hacia los cielos de futuro
y siega de un tajo la mortal cadena.

JUANMAROMO

viernes, 22 de junio de 2012

ME ENAMORO DE TI





 Me enamoro de ti cada mañana
cuando el rocío  adorna tus mejillas,
cuando la aurora ilumina tus cabellos,
cuando tu olor me penetra de puntillas.

Me enamoro de ti cada mañana
cuando el calor de tu cuerpo me hace suyo,
cuando me ciega el destello de tus ojos
cuando presiento el brotar de tus capullos

Me enamoro de ti a cada momento
cuando siento el embrujo de tu abrazo,
cuando hablamos tejiendo nuestras manos
cuando libamos la copa labio a labio.

Me enamoro de ti todas las noches
cuando siento tu cuerpo tan amado
encenderse en el ara de mis manos,
diluirse en mis besos arrobados,
entregarse al arrullo de mi boca
y ofrecerme su cuenco derramado.

JUANMAROMO

miércoles, 20 de junio de 2012

ABRAZO UMBRIO


Mezclo colores, aromas,sentimientos,
recuerdos, miedos, deseos y placeres
en una redoma tallada en la piedra de la vida,
 la luna acuchilla mis espejos
 y el fuego acaricia con lengua de amante
 la piel de mis sueños.

 El soplo de Eros me avienta los sentidos
mientras cronos voltea impasible
sus relojes de arena.

 La cascada de la vida
 resuena en mis oídos sonora y cristalina
 mientras ranas y grillos
 entonan su misa en el ara de los tiempos. 

El vino aturde mi amargura
 mientras los gatos  se aman sobre mis tejados
 y las estrellas crepitan en el crisol del infinito,
la niebla espumea entre mis piernas
y las fauces de críos me corroen el alma.

Cuando el dolor se derrame en mis brazales
sus aguas llevaran mi sal hacia tus playas
y la miel y la hiel cuajaran en un abrazo umbrío.

El día bosteza y las ninfas se ocultan en el bosque
otro aquelarre abortado por tu ausencia
otra víspera preñada de agonias
otra noche de amor desesperada.

JUANMAROMO

lunes, 18 de junio de 2012

LA HIEL DEL ALMA


Cuando se agotan las lágrimas
cuando la voz se quiebra
cuando el suspiro te revienta el pecho,
hierve la hiel del alma.

Es una pulpa amarga vitriólica, nefasta
es la muerte líquida en las venas
la desazón, la angustia, la tiniebla
el zumo amargo de la desesperanza.

Es una lava que arrasa cuanto alcanza
por donde pasa no vuelve a crecer hierba  
te llena el pecho de pútridas cavernas
mata el amor, la fe, mata la vida.

Tengo la piel del alma cuarteada
por la brutal sequia de tus besos,
por el soplo de fuego de tus ojos,
por el frio silencio de tus labios

quiero morir más ni la muerte acude
y vago entre tinieblas venenosas
delirando el oasis de tu risa
escarbando el erial de tus recuerdos
suplicando el maná de tus caricias
 y el cálido refugio de tu pecho.

JUANMAROMO

lunes, 11 de junio de 2012

LA BELLEZA

Cazaste halcones
pero no pudiste levantar el vuelo
fletaste  yates
pero jamás fondeaste en una playa virgen,
hoyaste a mil mujeres
pero no sabes lo que es morir de amor,
hiciste llorar a pueblos y naciones
pero nadie lloró de amor ante tus ojos.

Toda tu riqueza es efímera y baldía
falsa como los besos de judas,
fugaz como la diosa fortuna,
falaz como tus credos y tus dogmas
como el poder que ahora te avandona.

No rozaste la belleza con los dedos del alma
no sentiste el amor cosquillear tu esencia
ni la ternura salpicar tus ojos
ni la piedad iluminar tu cielo.

Ahora que la parca amarra en tus orillas
no tienes ni un óbolo para pagar tu viaje,
ni una voz temblorosa te llama en la otra orilla.
¿dónde quedaron los ecos, los aplausos
los halagos, los vítores. los  premios?

Ahora que desnudo contemplas tu miseria
darías lo que fuiste por que una lágrima ardiente
le diera calor a tu sudario
por un beso sembrándose en tus ojos
por una plegaria que te abriese camino
hacia esa belleza que jamás soñaste.

JUANMAROMO