COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

miércoles, 26 de junio de 2013

AGOTADO

Estoy tan agotado
 que cada bocanada
 es una lucha por la supervivencia,
 me siento como un pez sobre la arena,
 dando coletazos
en un intento desesperado de volver a la mar.

Mis ojos buscan la luz desesperadamente
pero me envuelven las tinieblas,
 el sueño se convierte en pesadilla
 y los recuerdos se clavan en mi alma
 como una corona de espinas.

El amor me envolvió como un rosal
 perfumando mis sentidos,
colmándolos de colores y aromas,
 pero cuando intenté caminar,
 sus espinas se clavaron en mis carnes
 y desgarraron mi alma con fiereza.

Ahora, desangrado y exhausto
solo busco un lecho
 donde verter mi desesperación,
y dejar que la muerte o el olvido
me acojan en sus brazos

 para así terminar esta amarga agonía.

JUANMAROMO

lunes, 17 de junio de 2013

LA RABIA CONTENIDA

 Quien tiene voz debe largar el grito
hasta que estallen copas y vitrales
hasta que el sordo escuche
hasta que el ciego vea
hasta que rujan los mares y las tierras

Quien ve la luz, conoce las tinieblas

y debe alumbrar el fruto de su vientre
la rabia contenida
la furia atragantada
la rebeldía que hierve por la sangre

¿de qué nos sirve saber sin mover ficha?

¿de qué nos sirven los libros del estante?
hay que aventar la hojas
hay que sembrar las letras
en la tierra feraz de las conciencias.

No me conformo con escuchar los ecos

de los cantores perdidos en el tiempo
hay que empuñar la pluma
hay que afilar las dagas
hay que afinar las cuerdas
hay que templar la espada
y atravesar con ella a los canallas.

JUANMAROMO

viernes, 7 de junio de 2013

LA FURIA DE TUS AGUAS

Hace días que sigo la corriente
que me entrego a las aguas turbulentas
que braceo entre océanos de espuma
en que apenas respiro por no ahogarme

Hace días que el frio me abotarga
que los brazos a penas me responden
que en mis piernas se enredan las serpientes
que no encuentro un ramal donde agarrarme

Hace días que siento las pirañas
acudir atraídas por mi sangre
arrancarme a bocados las entrañas
y cebarse en mi alma y en mis carnes

 Y me dejo arrastrar hacia el futuro
como un tronco podrido entre tu cauce
entregado a la furia de tus aguas
golpeado por piedras y zarzales
presintiendo rugientes cataratas
donde al cabo tendré que despeñarme.

JUANMAROMO