jueves, 14 de diciembre de 2017

TERROR

 No me da miedo enamorarme,
me aterroriza no ser digno de mi amada.
No me da miedo equivocarme, 
me aterroriza no hacer frente a mis erradas.

No me da miedo tropezar,
me aterroriza no poder ya, levantarme
No me da miedo tener miedo, 
me aterroriza no saber plantarle cara.

No tengo miedo de enfermar,
me aterroriza utilizarlo de coartada,
no tengo miedo a la aflicción
me aterroriza que se adueñe de mi alma.

No me da miedo envejecer, 
me aterroriza ser un viejo en cuerpo y alma,
ya, ni la muerte me puede acongojar,
me aterroriza no aguantarle la mirada.

PRESENTACIÓN DEL LIBRO "BEXONTE, UNA ALDEA SIN COBERTURA" de Alicia Lakatos

sábado, 2 de diciembre de 2017

MAMPORREROS

Volved a los cubiles,
volved a las cloacas,
volved a las cavernas,
volved al cenagal!
las lenguas ponzoñosas,
los ojos inyectados,
las garras empapadas,
de sangre y de crueldad.

Carnaza de jauría,
cargáis contra la gente,
el pueblo que os mantiene
y a quien juráis cuidar,
apaleáis ancianos,
sobeteáis muchachas
pisoteáis derechos,
justicia y dignidad.

¡Ya habéis ido a por ellos!
¿estáis ya satisfechos?
¿os impondrán medallas?
¿el nobel de la paz?
¡Mirad a vuestros hijos,
miradles a la cara
si es que tenéis cojones
honor y ese algo más!
contad vuestras hazañas
las heroicidades,
que en nombre de la patria
matáis la libertad.

Habéis vertido sangre
habéis sembrado odios,
podéis estar contentos,
mañana os llamarán
a machacar huelguistas
a proteger banqueros
a deshauciar familias
a envenenar la paz.

Sicarios del sistema,
guardianes del averno
custodios del dinero
garantes del poder 
¡¡alerta!!  ¡¡siempre alerta!!
que pronto os llamarán
a golpes de decreto
a machacar ciudades,
a custodiar cabrones
a hacer guardia en la mierda
que un día os comereis.

MI MEDIA NARANJA

  Ya no me queda zumo, 
ya no me queda pulpa,
 solo un pellejo arrugado resta 
de mi media naranja.

 Cre・que era inagotable, 
que podía exprimirla cada día 
y volvería a regenerarse,
 pero ha llegado un punto
 en que ya nada sirve. 

Quizás pueda hervir la piel 
y hacer una mermelada amarga, 
pero sea como sea,
 no puedo desprenderme de ella.

Deberé llevarla conmigo
 el resto de mis dias 
mientras siento como poco a poco
 se pudre la otra mitad.

PEDREGADA


En la mas fértil de las tierras  
se empeñaron en sembrar semillas huecas
y esquejes bordes
prometiendo una feraz cosecha.
La regaron con lágrimas y sueños  
aun sabiendo
que la pedregada ennegrecía el cielo
y dejaron que el pueblo
celebrara la vendimia  
antes que brotara una sola espiga.
Ahora que la tempestad  
ha asolado los campos  
nos suplican
que volvamos a labrar nuevos surcos  
para volver a llenarlos de promesas,
pero la tierra se ha endurecido como roca  
y habrá que esperar mil primaveras  
hasta que vuelva a aceptar una nueva siembra.
Habrá que esperar que el cielo se ilumine,
contratar nuevos jornaleros,  
sembrar semillas de futuro
y arrancar cizaña y malas hierbas
para que en un tiempo nuevo
los segadores puedan recoger la cosecha.

ENTRE DOS AGUAS

     
 Vago en un mar de sentimientos contrapuestos,
de esperanzas desesperadas
de ilusiones opacas.
Me ilumina una luz oscura,
una tiniebla luminosa
que me ciega con su brillo espectral.

Las vísceras me arden
y el corazón intenta escapar de su jaula ,
levantar el vuelo
hacia ese cenit soñado
donde la gravedad se pierde en el olvido.

Cierro los ojos y lo veo claro,
pero de día todo es como un sueño,
una secuencia caótica de imagenes en blanco y negro
que aúllan a mi alrededor como lobos en celo.

La vida se desliza como una cobra
dispuesta a clavarme las fauces
y yo retrocedo poco a poco hasta el muro de las lamentaciones
donde ya no quedan lágrimas.

El pasado se despeña por el desfiladero
hacia el mar del olvido
y el futuro es un alud de nieve mancillada
que amenaza con arrollarme ,
una película muda en blanco y negro
en que todo el mundo gesticula sin decir palabra.

Las calles son ríos fantasmales
que se pierden en la nada
y el olor a cloacas infecta el ambiente,
las sirenas ululan sembrando miedo y desconcierto.

Desde las ventanas,
millones de ojos atisban
esperando el momento para devorarme
y los portales parecen cavernas
que se hunden en la noche de los tiempos....

De repente algo me sacude,
el reloj centellea en la oscuridad de la alcoba
mientras trato de hilvanar mis recuerdos...
todo ha sido un sueño
pero me asomo a la ventana
y los primeros fantasmas empiezan a poblar las calles
mientras los neones moribundos
se pierden tras las pútridas brumas espectrales.

Me oculto tras el uniforme gris de la rutina
y me incorporo a la corriente deshumanizada
que me lleva a ninguna parte.
El sueño a terminado, pero la pesadilla es eterna.




EL FONDO DE TU COPA

Tus besos sazonan mi tierra polvorienta
fecundan y reviven mi pradera
agrietada y estéril por tu ausencia....

Tus senos alimentan mi deseo,
tus ojos iluminan mis senderos
tu piel es el papiro en el que escribo
tu boca es el volcán donde me vierto,

tu belleza vestal es el espejo
donde veo mi vida reflejada,
mi futuro se engendra entre tus brazos,
mi mañana amanece en tus caderas
y mi fe se consagra entre las aguas
que en tus húmedas simas se derraman.

y me niego y me pierdo y me diluyo
en el océano blanco de tu alcoba
en el crisol de tus pétalos de fuego
en la pócima ardiente de tu boca
en el valle frutal de tus colinas
en el lago sin fondo de tu copa.